Ingeniería de materiales

Ingeniería de materiales

 

Gracias a una muy cercana colaboración entre Silence Art Electronics y una empresa española que fabrica componentes para la aviación, (estrechamente ligada al departamento de I+D de la Agencia Espacial Europea), ha sido posible crear varios desarrollos para la ingeniería aplicada al audio, en cuestión de materiales tecnológicos, en la forma de nuevas resinas y nuevos aislantes, (entre algunas de las soluciones empleadas), que formulados bajo nuestros más estrictos parámetros, consiguen resultados demoledores aplicados tanto a la creación de condensadores electrolíticos, como aplicados al tratamiento de las resonancias y blindaje de distintos elementos como puedan ser el chasis, algunos componentes seleccionados, etc, por nombrar algunos casos.

De todo lo empleado, obviamente no podemos desvelar nada, pero sí podemos mencionar un dato fascinante: un nuevo blindaje contra interferencias.

Dicho blindaje está pensado específicamente para ser usado en la puesta en órbita de los satélites lanzados al espacio, ya que en el mismo existen distintos niveles y tipos de radiaciones que pueden estropear algunos de los componentes electrónicos, dejando a dicho satélite totalmente inoperativo en un momento dado.

Dicha aplicación en el campo del audio es crucial a la hora de aislar de forma efectiva las interferencias Electro-Magnéticas que se generan en el interior de las electrónicas que reproducen la música. ¿Porqué es tan importante éste blindaje?

Pensemos en una cosa, absolutamente todo en el universo es vibración, desde una partícula, hasta la luz. Todo oscila  a una frecuencia, de hecho los relojes atómicos basan su precisión en la oscilación híper exacta del cesio, por ejemplo.

Cuando reproducimos música en nuestro equipo, siempre, y subrayamos esto: SIEMPRE, se añade o se quita algo al original. Una de las cosas que más influye en el original que reproducimos es la vibración de la electrónica, comenzando por el nivel atómico. Las interferencias, sobre todo las Electro-Magnéticas añaden y restan frecuencias que son múltiplos y submúltiplos de las que estamos reproduciendo, en consecuencia, "colorean" ligeramente nuestra música, nos guste o no. Por ello, este tratamiento reduce de forma muy considerable esta interacción, y produce una naturalidad nunca antes "oída", una claridad inédita, una limpieza absoluta. Al fin y al cabo, lo que queremos es transmitir música en estado puro.

Gracias a estos desarrollos, entre otras cosas, ahora podemos escuchar nuestra música favorita en una nueva dimensión, con un nivel de interiorización desconocido.

Modificado por última vez en Miércoles, 14 Enero 2015

Deja tu opinión

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Opiniones Componentes Propios