El rodaje

El rodaje

 

El tema de rodaje de los componentes electrónicos es un concepto algo enrevesado, pero que sin embargo es de vital importancia, tanto el saber que existe como el saber esperar a que la "magia" después de pasado dicho tiempo suceda, y nuestro equipo de música suene de forma óptima.

Todo en esta vida requiere de un rodaje, empezando por nosotros mismos, ¿O acaso ya nacemos con todo hecho?

Pues con lo fabricado por el hombre más todavía. En nuestro caso, los componentes electrónicos que conforman un circuito determinado necesitan de un tiempo de funcionamiento, para literalmente "aprender" a funcionar. Ese condensador recién conectado a un circuito, en sus primeras oscilaciones aprende a cómo comportarse, y con el tiempo va quedando una "huella" dentro de él, la cual le marcará su funcionamiento casi invariable a lo largo de su vida útil. Además de eso, está el hecho de que dentro de ese circuito aprende también a funcionar en armonía con el resto de componentes que le rodean.

Ocurre sin embargo un hecho comprobable durante el tiempo de rodaje. Se producen altibajos en el funcionamiento óptimo-no óptimo de los componentes. Es una especie de oscilación armónica, que es muy acusada desde el principio. Es decir, que unos días nuestro querido equipo de música sonará en su máximo esplendor, y es totalmente normal que al día siguiente o pasados x días este mismo equipo nos sea inaudible y no podamos soportar escuchar ni si quiera un par de temas. Dicha oscilación armónica es muy acusada al principio, y luego va suavizándose hasta que llega a la estabilización final.

En el tiempo de funcionamiento no óptimo, es plausible que todo suene sucio, con pérdida de profundidad en los planos sonoros, empequeñecimiento de la imagen estéreo, metalización de las notas y las voces, etc.

Todas las mediciones de este suceso, únicamente son cuantificables por el cerebro que es el intérprete final (no por el oído). Por mucho que podamos medir en un instrumental, éste no nos dirá nada al respecto, no al menos a día de hoy con la tecnología de la que disponemos.

Normalmente, a mayor nivel de calidad del componente empleado, mayor tiempo de rodaje. Por eso en los equipos de alta gama, aunque desde un principio puedan sonar de forma correcta, es cuando han pasado varios cientos o miles de horas cuando realmente todo está preparado para da lo mejor de sí mismo, aunque parezca inicialmente que ya lo está haciendo de forma maravillosa. ¿Porqué esto?, pues porque un componente fabricado con material de alta calidad tiene mucho que decir a medida que "madura", sin embargo, los componentes mediocres, como ya casi están dando el máximo, su tiempo de rodaje es mínimo, y no tan acusado.

Con las válvulas pasa además algo increíble. Podemos considerar, debido a su "complejidad" constructiva, que cada válvula es un "aparato". Desde esa perspectiva, cambiar una válvula es como cambiar un aparato dentro de otro. Literalmente se cambia totalmente la forma de escuchar ese mismo equipo, aun siendo una del mismo lote de fabricación, y no digamos ya con una válvula de otra marca o calidad.....; al margen de esto, las válvulas tienen una vida inicial muy inestable, lo cual alarga más si cabe el tiempo de rodaje, y las "extrañezas" en su comportamiento, ya que los metales que las conforman tiene deposiciones químicas para la emisión, éstos metales se dilatan y contraen, el cristal también tiene su contribución, Internamente están a 800 grados centígrados, las que son grandes, sus placas al estar orientadas en una dirección u otra suenan distinto a causa de los campos electromagnéticos de la tierra, y por su puesto de las emisiones que haya alrededor de la misma sala de audición, etc.

Modificado por última vez en Jueves, 25 Diciembre 2014

Deja tu opinión

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Opiniones Área Técnica