Resolución: La realidad oculta

Resolución: La realidad oculta

 

 

 

 

En una audición en nuestro hogar, ya sea en el comedor, o una habitación o una sala dedicada, casi nadie ha llegado a oír por los altavoces una resolución real de 16 bits, todo está por debajo porque hay pérdidas, porque hay ruidos, porque hay un montón de elementos en serie, y en esa resolución final los últimos 2 bits o así se pierden, en el mejor de los casos, sobre todo después de pasar por el filtrado original de la mayoría de las cajas que existen en el mercado. Entonces resulta paradójico cuando la gente está hablando de archivos PCM de 24bits/192Khz, o de archivos DXD de 32bits. Si se supiera que las mejores fuentes de alimentación disponibles en el mundo a día de hoy producen un ruido residual de unos 5uV, que equivalen a una resolución real máxima de 20 bits, en relación a 2 voltios RMS de salida de línea, y que en mucho tiempo no se va a pasar de ahí, ya que intervienen demasiados parámetros, entonces habría mucha polémica. Así que no hablemos de 24 bits, y de 32bits menos todavía, porque haría falta una ingeniería que de momento en este siglo todavía no se ha alcanzado. Si los bits son importantes y no se llega a 20 desde la fuente, en la dinámica es más problemático aún porque con el rango dinámico de un sistema de 16 bits, que traducido a decibelios son 96 (20xlog 2^16) y en una habitación insonorizada totalmente en silencio, tenemos unos 20db de fondo más o menos a los cuales hay que sobrepasar para vencer dicho fondo de ruido, si a eso se le añaden los 96db de antes tenemos en total un margen de 116db. Eso equivale a las "mascletás" de Valencia cuando hay fallas. En la retransmisión de este evento festivo, en la TV ponen un medidor de db, y alcanza valores de entre 110-114db de presión sonora en las zonas "pegadas" a las vallas de separación de seguridad......ese rango dinámico tan bestia entra dentro de la gama de 16 bits más los 20db de fondo de esa hipotética sala insonorizada.
 
A partir de ahí, es peligroso superar esa dinámica, ya que 120db causan sordera temporal, y unos pocos db más producen daños en el oído de forma permanente.
 
Si deseamos experimentar ese rango dinámico en nuestra sala, necesitamos miles vatios de potencia para poder reproducir desde el silencio más absoluto hasta el estallido más explosivo. Valga un ejemplo. Con unas cajas de 90db/w/mt de sensibilidad, a 2 metros de nuestro oído, por ejemplo, y con un conjunto de amplificación "ilimitado", para producir 90db a esa distancia de nuestros oídos, necesitaríamos una potencia de 1W, facilito ¿verdad?, vayamos a los 116 de antes: haciendo cálculos son unos 500W, lo cual es bastante importante, y para subir solo a 120db, harían falta algo más de 1.000W.
 
Si lo hacemos con archivos de 24 bits eso se traduce en 144 decibelios de rango dinámico, mas esos 20db de la sala en silencio, lo que da un total de 164db. Partiendo de esas mismas cajas gigantes, estilo regreso al futuro, necesitaríamos solo para alcanzar 144db, unos 250.000W....eso no tiene ningún sentido, es por eso que los estudios de grabación comprimen la música, porque así acercan el nivel de detalle más sutil al nivel de explosión más elevado y parece que se escucha más detalle sin pasarnos con el volumen ni exigir amplificadores que den la talla, pero eso es un arreglo de producción, no es un detalle real. En ese proceso se pierden matices, se recorta en muchas ocasiones el nivel de ciertos instrumentos para que quepa todo en el mismo rango de variación de volumen, eliminando por completo la personalidad de una grabación original armoniosa, y logrando que se pierda el alma del instrumento o instrumentos originales, o consiguiendo que la grabación completa se eche a perder.
 
Y es entonces aquí donde entra la guerra de la compresión. Los discos de CD de música comercial y no tan comercial, cada vez están peor grabados debido a la compresión, salvo algunas excepciones. Cómo se sabe esto?...pues en cuanto se reproduce un disco a volumen mínimo y suena alto sabemos que está súper comprimido, puede estar bien editado, pero no resulta real. Es una guerra de marketing, a ver quién graba más alto, porque parece ser que sonar más fuerte es mejor e impresiona más, pero en realidad todo es peor.
 
El detalle no es poner el volumen a tope y estar escuchando un ruidito que ha captado un micrófono y que luego resulta irreal. Cuando se va a una audición, a un directo, este tipo de cosas no se oyen, sino que se oye un ambiente de fondo y una realidad pero esos detallitos en los que se basan ciertas compañías, existen para vender los nuevos formatos tipo DXD y DSD, así la grabación resulta más espectacular.
 
Como comparativa similar, tenemos la parte de video. En el mercado hay cámaras digitales de fotografía no profesionales, que tienen varias decenas de mega píxeles, y luego tienen ópticas buenas junto con un software que permite sacar la imagen para editarla con la computadora, en varios tipos de formato, incluso ¿¿comprimido??
 
Entonces, ¿Qué es preferible?, una imagen tan grande que no cabe en un monitor y luego hay que comprimirla, y en ese proceso se pierden cosas, y que además resulta irreal?, o por el contrario, ¿es mejor trabajar con una cámara bien calibrada, con por ejemplo 8 mega píxeles, pero con un sensor óptico de alta gama, después unos juegos de lentes de gran calidad, sin aberraciones cromáticas, ni distorsión de luz ni de imagen, y sacar el archivo en "crudo", pero que resulta una imagen real, porque los colores son muy naturales, y la resolución resulta humana?
 
Para Silence Art es preferible trabajar con tecnología más sencilla, más cercana a nuestros sentidos, pero con una eficacia del 100%. Sobrepasar esos límites, como curiosidad está muy bien, porque realmente es impresionante ver una fotografía de híper alta resolución, en la cual se aprecian las grietas de un trozo de madera, el cual, a no ser que tengamos una lupa no lo vemos en la realidad. Eso es impresionante, pero ¿resulta real?

Por eso, Silence Art desea poner al alcance de un número mucho mayor de gente, electrónicas que sean realmente resolutivas, sin perder musicalidad nunca, y a un precio abordable. Hablamos de llegar sin problemas a resoluciones reales de un mínimo de unos 19-20 bits para la serie essence, y un máximo real de 21-22 bits cuando el sistema completo es de nuestra creación, incluídos los cables, para la serie Legacy.

Todo esto sin tener en cuenta el margen de dinámica, el cual es otro tema a tratar.

Modificado por última vez en Sábado, 20 Enero 2018

1 opinión

  • Alfredo Gonzalez

    Gracias por la explicación, ahora me cuadran las cosas.

    publicado por Alfredo Gonzalez Jueves, 19 Diciembre 2013 09:33 Enlace al Comentario

Deja tu opinión

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Opiniones Área Técnica